#capodannoalsanranieri
La grande festa per iniziare al meglio il 2015!

leer màs >>>
BOOK WITH 14 DAYS IN ADVANCE AND SAVE 10%
Book with 14 days in advance and save 10%
leer màs >>>

 


Los jardines colgantes y el roof garden adornados con mucho estilo son el lugar ideal en donde degustar un aperitivo, relajarse después de un día de trabajo o de un tour por Pisa.

leer màs


Attestato Online left

 

El Hotel San Ranieri, único hotel de diseño en Pisa, ha sido concebido como “un increíble oasis para el relax del viajero metropolitano”.
Las superficies lineales, los colores fantasiosos y alegres, los espejos retro-iluminados situados en todos los espacios del hotel, están pensados para regalarte bienestar y placer en cada momento del día.

La atmósfera es cálida y elegante: en cada habitación o suite te parecerá estar en un lugar único y especial, suspendido en el tiempo y en el espacio.
 
Habitación familiar - 36 m2
Dos grandes habitaciones de estilo moderno comunicadas entre sí, con dos baños privados e ingreso independientes... leer màs >>

 
Executive Suite - 32 m2
Las Executive Suites se encuentran todas dispuestas en una planta superior proyectada hacia el exterior: mirando... leer màs >>

 
Junior Suite - 24 m2
Un proceso abierto íntimo y relajante en el cielo. estas habitaciones... leer màs >>

 
Doppie Superior - 18 m2
Tantos espejos y líneas esenciales enmarcan este amplio espacio caracterizado por grandes vetrinas dando... leer màs >>

 
Doppie Classic - 18 m2
Tantos espejos y líneas esenciales enmarcan este amplio espacio caracterizado por grandes vetrina ... leer màs >>

 
 

 

Los arquitectos pisanos Beniamino Cristofori y Salvatore Re, junto al diseñador Simone Micheli, han hecho del San Ranieri una verdadera y única obra de arte y de excelencia para el sector de la hostelería, en el cual la belleza y el cuidado de los detalles encajan perfectamente con las necesidades del cliente, regalando funcionalidad y confort.

Completamente revestido por cristales y paneles solares por causa del ahorro energético, el hotel adquiere un aspecto sencillo y original. Durante el día el sol juega entre los cristales iluminando todos los espacios internos. Por la noche, miles de tubos fluorescentes colorean el edificio entero con tonos, desde el azul, rosa, verde, para regalar una experiencia emocional inolvidable.